Cómo estructurar un proyecto de descripción de puesto de trabajo

En nuestro blog ya hemos hablado de las utilidades que tiene una descripción del puesto de trabajo y qué contenidos recomendados. Es una herramienta muy útil utilizada en el contexto adecuado. A veces, cuando te enfrentes a la planificación y ejecución de un proyecto global de descripciones de puestos de trabajo tendrás la tendencia a pensar en la ejecución directa a través de la entrevista con el ocupante, pero esa no es la única manera de «atacar» un proyecto de descripciones. Hay diferente formas de recoger información sobre tareas y responsabilidades y su uso dependerá, fundamentalmente, de la situación de la empresa, del volumen de descripciones de puestos de trabajo a realizar y de la información inicial con la que cuentes. Y ojo con este último punto. Muchas veces olvidamos que las empresas no parten de cero (casi) nunca, y eso quiere decir que posee un histórico, un recorrido y nadie quiere escuchar que los procesos se repiten sin valorar lo que ya se hizo en su momento. Aquí tienes mi recomendación «básica» de este post: nunca partes del hecho de que lo que tu haces no se hizo nunca antes, pregunta, indaga, e intenta construir a partir de lo que ya se hizo. De esta manera transmitirás respeto por el trabajo realizado y por las personas que trabajan en la empresa así cómo te servirá para involucrar mejor a la organización. ¡Vamos a por ello!